REHABILITACIÓN MERCADO ROQUETAS DE MAR, ALMERÍA

CONCURSO DE IDEAS

Gabriel Verd Gallego · REHABILITACIÓN MERCADO ROQUETAS DE MAR, ALMERÍA
Gabriel Verd Gallego

LEMA: AROMA A CÚRCUMA Y AZAFRÁN

Gabriel Verd Gallego · REHABILITACIÓN MERCADO ROQUETAS DE MAR, ALMERÍA
Gabriel Verd Gallego

Como la cúrcuma y el azafrán que condimenta y tiñen de amarillo la comida, esta intervención colorea y llena de luz el antiguo mercado.

Gabriel Verd Gallego · REHABILITACIÓN MERCADO ROQUETAS DE MAR, ALMERÍA
Gabriel Verd Gallego

La celosía de arabescos confiere al edificio su nueva identidad y nos conecta con el pasado. Pone en valor la volumetría del edificio, que queda limpia y sin añadidos, y potencia la percepción de la estructura de cubierta. Esta celosía tamiza la luz del sol y la convierte en elemento integrador del espacio interior.

Gabriel Verd Gallego · REHABILITACIÓN MERCADO ROQUETAS DE MAR, ALMERÍA
Gabriel Verd Gallego

Relación con el entorno

Gabriel Verd Gallego · REHABILITACIÓN MERCADO ROQUETAS DE MAR, ALMERÍA
Gabriel Verd Gallego

Por su carácter público el mercado transciende en la ciudad más allá de sus límites físicos. El proyecto tiene la voluntad de hacer ciudad, de ser referencia en su entorno como edificio capaz de aglutinar el comercio de la zona.

Gabriel Verd Gallego · REHABILITACIÓN MERCADO ROQUETAS DE MAR, ALMERÍA
Gabriel Verd Gallego

Como si de un microcosmos se tratase los mercados tradicionales son el fiel reflejo de sus ciudades. En ellos puede sentirse el pulso de su gente, sus particularidades, esencias y diferencias… y su proyección de futuro.

Gabriel Verd Gallego · REHABILITACIÓN MERCADO ROQUETAS DE MAR, ALMERÍA
Gabriel Verd Gallego

Esta propuesta pone en relación el nuevo mercado con su entorno más inmediato ordenándose en base al análisis y compatibilidad de los accesos y flujos peatonales previstos.

Gabriel Verd Gallego · REHABILITACIÓN MERCADO ROQUETAS DE MAR, ALMERÍA
Gabriel Verd Gallego

Hacia la avenida de Alicún, orientación este, seguimos manteniendo su carácter comercial de mercado tradicional como hasta ahora. Los primeros rayos de sol iluminarán esta fachada anunciando que el mercado está abierto a la ciudad desde bien temprano.

Gabriel Verd Gallego · REHABILITACIÓN MERCADO ROQUETAS DE MAR, ALMERÍA
Gabriel Verd Gallego

La fachada oeste, en cambio, se le dota de un carácter lúdico dado que aquí se sitúa el Gastrobar requerido. Da frente hacia la plaza de Severo Ochoa y al Apeadero de autobuses a los que comercialmente podrá servir mejor. La terraza del Gastrobar permitirá disfrutar a sus clientes de una excelente cena contemplando las puestas de sol y de una buena tertulia para las noches de verano.

Al sur, hacia la plaza Norieta, se mantiene el antiguo acceso y se sitúan allí los puestos de artesanía que sirven tanto al interior como al exterior del mercado, permitiendo una mayor flexibilidad horaria de apertura.

La provisión de mercancías y acceso de personal se realiza por la fachada norte, por la calle Doctor López Ibor. No hay fachada trasera como hasta ahora ocurría, cada una de ellas tiene un carácter y uso propio

El concepto de “mercado” es sinónimo al de “plaza”, un término más urbano que nos acerca más a la idea de edificio que construye un fragmento de ciudad. Al igual que en otras intervenciones que se han realizado en Roquetas, esta propuesta apuesta por recuperar la calle reorganizando también los acerados más próximos al mercado.

La zona peatonal queda redibujada y optimizada, ampliando la plataforma donde es necesario y reorganizando las plazas de aparcamiento (tanto de clientes como de suministros). Así el visitante además de disponer del interior del mercado obtiene un espacio adicional en el exterior, un espacio para el encuentro y charla relajada. Esta nueva configuración permitiría igualmente la ubicación del mercadillo de los jueves, tan tradicional en nuestra latitud, beneficiando y complementando la actividad comercial del nuevo mercado.

Organización interior

La organización en planta surge a partir del análisis de los recorridos y la afluencia máxima de visitantes, ordenándose su interior entorno al eje este-oeste (avenida de Alicún - Apeadero)

La disposición del espacio interior permite la sectorización del mercado en dos ámbitos diferenciados e interconectados permitiendo el uso del espacio destinado a mercado tradicional propiamente dicho y otro más lúdico donde se interrelacionan la gastronomía y los productos artesanales con la oferta de ocio. Esta sectorización permite los accesos y usos en distinto horario de apertura al público.

El acceso este al recinto, por la calle Carretera de Alicún, se realiza a través de una escalinata con rampa integrada que subraya el carácter público del edificio y conduce al usuario hasta la plataforma del mercado a 1,40 metros sobre el nivel de la calle. Cruzando el umbral exterior cubierto un amplio vestíbulo acogerá al usuario y lo invitará a disfrutar del ambiente bullicioso del mercado.

Los accesos previstos a través de amplias escalinatas y rampas integradas en ellas (de 4% de pendiente) dan solución a la accesibilidad al edificio salvando los desniveles y rasantes existentes.

Construcción

Para todas las fachadas se plantea un sistema de celosía realizada con arabescos troquelados en chapa de aluminio lacado en blanco (resistente a la corrosión) que protegerá al cerramiento de vidrio y el interior de la radiación solar.

El suelo elevado, que en pasado protegía al mercado de las riadas de la rambla cercana, servirá ahora para ocultar las instalaciones necesarias (electricidad, agua, saneamiento y ventilación de los puestos). Las luminarias se dispondrán sobre los puestos de venta e iluminarán el interior reflejando su luz en el techo, de igual manera la ventilación (impulsión y retorno) se dispondrá sobre ellos y mantendrán el interior del mercado en las condiciones óptimas de confort. De esta forma no se verán instalaciones “volando” sobre el espacio interior del mercado, el espacio interior queda limpio y se potencia la plasticidad las vigas curvas del techo que quedan ahora pintadas en color amarillo.

El amarillo es el más claro y ligero de los colores vivos. Su color es estable a la luz y dura eternamente. Tiene un efecto ligero porque parece venir de arriba. El techo amarillo es alegre, porque parece inundada de luz solar. La luz solar se percibe como amarilla, aunque propiamente no tiene ningún color. Como color claro y luminoso que es, el amarillo está emparentado con el blanco del exterior. Lo luminoso y lo ligero son cualidades del mismo carácter.

El espacio libre interior que queda entre los puestos de venta y el techo permitirá la ventilación cruzada, tan provechosa en nuestra localidad.

Los puestos y su mobiliario en acero inoxidable se han configurado de tal manera que permita la modulación exigida en las bases del concurso, de esta manera moviendo tan sólo el tabique podremos disponer de puestos de 30 ó 40 m2.

×